Max, de 10 años de edad, dio en el clavo al decir: «Es que cualquiera podría necesitar un payaso de repente.»

Sykehusklovnene es una organización perfecta compuesta por artistas escénicos que se han especializado en trabajar con niños en los hospitales noruegos. Los payasos les aportan experiencias positivas y un espacio en el que los niños y los adolescentes que están atravesando una situación difícil puedan tener una tregua. Crean momentos improvisados y son un paréntesis positivo en el hospital. ¿El resultado? Unas sanísimas carcajadas que resuenan por toda la unidad. El principal objetivo de Sykehusklovnene es que todos los niños reciban la visita de los payasos del hospital.

Cada año son 75 000 los niños ingresados en hospitales noruegos y no hay forma de saber quiénes serán. O, en palabras del pequeño embajador de Sykehusklovnene: «Es que cualquiera podría necesitar un payaso de repente.» El año pasado, Sykehusklovnene registró 900 días de visitas en los hospitales, lo que resultó en aproximadamente 17 000 encuentros con pacientes de edades comprendidas entre los 0 y los 18 años.

«A pesar de estar todavía sumido en una nebulosa después de la anestesia, oyó llegar a los payasos y se levantó. Le hicieron desternillarse de risa, a pesar de que el mundo se estaba desmoronando a nuestro alrededor. Los payasos representan algo que se aleja del dolor, representan luz y alegría en una situación completamente inhumana.»
– Madre de un niño de cáncer

Esperamos poder aportar nuestro granito de arena y llegar a más niños y jóvenes, para que tengan la ocasión de experimentar
la luz y la alegría cuando se encuentren en situaciones difíciles en los próximos años. Por cada póster que vendamos, 25 NOK (coronas noruegas) irán a parar al fantástico trabajo que hacen en Sykerhusklovnene.

Puede leer más información sobre quiénes son Sykehusklovnene y lo que hacen aquí www.sykehusklovnene.no